Skip to Main Content

Jardín de Lou Lim Ieoc

El jardín con más características chinas es el jardín de Lou Lim Ieoc. Lo construyó un acaudalado comerciante chino del siglo XIX, Lou Kau, y lo heredó su hijo Lou Lim Ieoc en 1906. Cuando la fortuna de la familia disminuyó, se descuidó el jardín hasta el punto de convertirse en ruinas, pero el gobierno lo compró y lo restauró abriendo sus puertas al público en 1974.

El jardín, con un estilo Suzhou, es el más famoso de todos los jardines clásicos chinos. Rodeado por un muro alto, es un paisaje en miniatura con caminos estrechos que serpentean a través de los árboles de bambú y florecientes arbustos, debajo de montañas esculpidas en hormigón y llevan hasta un estanque repleto de flores de loto y carpas doradas. Un puente con nueve giros cruza zigzagente el estanque (según leyenda, los espíritus malignos sólo se mueven en línea recta) hasta un pabellón grande que combina elementos arquitectónicos clásicos y chinos. Hay exposiciones frecuentes de arte y de artesanías en el pabellón, el cual también sirve como auditorio para los recitales durante el Festival Internacional de Música.